Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

viernes, 14 de marzo de 2014

Dallas Buyers Club. Traficar con drogas siempre es ilícito???

Si la semana pasada alabábamos la calidad de películas seleccionadas en la última edición de los Premios Oscar, después de ver "Dallas Buyers Club" sólo podemos confirmarlo y añadir un dato más a nuestro análisis cualitativo: de las 9 cintas que fueron seleccionadas en la categoría de Mejor Película, 6 están basadas en hechos reales y, a falta de un análisis más exhaustivo de las anteriores ediciones, nos atreveríamos a decir que es la primera vez en la historia que ocurre algo de esta índole.

Está claro que este tipo de películas constituyen un género aparte y que se enfrentan a grandes retos. En cierto modo, nuestra sensibilidad se ve agudizada cuando sabemos que lo que estamos viendo ha sucedido realmente y de alguna manera (por lo menos a nosotros nos ocurre) intentamos ser más empáticos si cabe con los protagonistas de la historia. Esto puede ser una ventaja pero también lleva implícito un punto de exigencia adicional.


En este sentido, compartimos el gusto de los Académicos por estas historias reales que nos han emocionado, impactado y maravillado en todos sus aspectos. La última joya la hemos descubierto de la mano de un director canadiense que para nosotros era completamente desconocido. Jean-Marc Vallée ha dirigido sobre todo películas inglesas y canadienses pero con "Dallas Buyers Club" se ha estrenado en el cine americano independiente, que dista mucho de las grandes superproducciones de Hollywood.

Este drama ambientado en los años 80 y basado en la vida real de un cowboy de rodeo texano, nos traslada de un plumazo a la época en la que el SIDA estaba erróneamente asociado con la tendencia homosexual. Ron Woodroof, un hombre mujeriego, drogadicto y homófobo hasta decir basta, recibe un duro golpe cuando en 1986 le diagnostican la enfermedad y le auguran no más de un mes de vida.

Este personaje complejo, lleno de contradicciones y que no se conforma con el destino que le ha tocado vivir es la esencia de esta magnífica historia que nos ofrece un retrato espeluznante y crítico de una época en la que los infectados por el virus se vieron aislados por parte de la sociedad (incluidos familiares y amigos) y de una industria farmacéutica que más que velar por los intereses de los enfermos, ponía el foco en los beneficios económicos que iban a obtener con los tratamientos. 

Matthew McConaughey se encarga de dar vida a Ron Woodroof y después de ver su interpretación, nos resultaría muy complicado identificar a otro actor para este papel. Su magistral interpretación, acompañada de un cambio físico extremo que nos impactó muchísimo, le han valido su primera nominación y su primer Oscar. Claro está que este cambio de registro que hemos ido identificando en su carrera y su valentía a la hora de embarcarse en proyectos diferentes, ha gustado a la crítica y, personalmente, agradecemos ver en su filmografía papeles como este que en nuestra opinión, es uno de los mejores de su carrera profesional. 



En este periplo, se ve acompañado de otra gran interpretación que también ha sido reconocida por la Academia con el Oscar a Mejor Actor Secundario. Jared Leto nos deja boquiabiertos con la puesta en escena de un travestí homosexual infectado también por el VIH. Encarna tan bien el papel y su interpretación como mujer en un cuerpo de hombre es tan real, que consigue que nos resulte antinatural verle vestido de hombre en una escena concreta de la película.

No podemos evitar ver ciertas similitudes en algunos aspectos con la fantástica serie "Breaking Bad". Ambos protagonistas a raíz de recibir la noticia de su terrible enfermedad, comienzan a traficar con sustancias prohibidas y acaban delinquiendo en pro de un buena causa. La diferencia entre estos dos antiheroes radica en que Ron lucha contra unas leyes que impiden el libre tráfico de fármacos que ayudan y mejoran sustancialmente la calidad de vida de los afectados. 

Con todos estos ingredientes y después de haber disfrutado a lo grande con esta cinta, resulta casi imposible pensar que más de 60 productoras rechazaran el proyecto y que finalmente, gracias a la involucración personal de Matthew McConaughey, quien pone todo su ser en este proyecto y además lo financia, pudiera salir adelante. Hoy se estrena en nuestros cines y como si de una prescripción médica se tratara, debemos recetarla como de obligado visionado. 


Aquí os dejamos el trailer y la ficha técnica:
Dirección: Jean-Marc Vallée
Guión: Craig Borten, Melisa Wallack
Intérpretes: Matthew McConaughey, Jennifer Garner, Jared Leto
Duración: 117 min
Año: 2013
País: Estados Unidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario