Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

domingo, 2 de febrero de 2014

Breaking Bad. La naturaleza del ser humano

Los que sois asiduos al blog sabéis que aunque también nos gustan las series, somos más cinéfilos que seriéfilos y hasta el momento no habíamos publicado nada relacionado con este mundillo. Y digo hasta el momento porque el post de hoy lo merece, no sólo porque va dedicado a una de las mejores series que hemos visto últimamente: "Breaking Bad", sino porque lo que vais a leer a continuación esta escrito por uno de nuestros mayores seguidores y, sobre todo, grandísimo amigo: Fernando Domínguez


En esta época convulsa donde los valores ya no son ni se parecen a los que solían ser, llega a nuestras vidas una serie como "Breaking Bad"; una serie introspectiva y valiente, que disecciona para posteriormente analizar y reflexionar, lo que mueve al ser humano.

Genialmente creada en la mayoría de sus capítulos por Vince Gilligan, nos ofrece un reparto de protagonistas muy cuidado y nos descubre talentos que a día de hoy eran, en general, desconocidos para el gran público. Este elenco esta encabezado por Bryan Cranston, en su memorable papel de Walter White, personaje que para aquellos que hemos disfrutado de esta serie, ya se ha hecho un hueco en nuestros recuerdos para la posteridad. 

La trama gira alrededor de un profesor de química, anodino y vulgar, al que un buen día de repente (como suele suceder todo en esta vida) le diagnostican un cáncer de pulmón. Éste es sin duda el detonante que hace que todo su mundo se tambalee y que comience a realizar actividades delictivas en el mundo de las drogas de diseño, utilizando para ello todos los conocimientos adquiridos en el campo que tan bien domina.

Le acompañan un socio drogadicto, Jesse Pinkman interpretado por Aaron Paul, que en muchas ocasiones resulta hasta patoso, y su ejemplar familia liderada por su mujer, Anna Gunn en el papel de Skyler White, cuyo rol va evolucionando y cambiando a medida que se van sucediendo los 64 capítulos de la serie. Estos capítulos se reparten en 5 temporadas de auténtico lujo (o 6, según se mire).

El contrapunto perfecto de este "nuevo villano", el Sr. White o su alter ego Heisenberg, lo encontramos dentro de su mismo círculo ya que su propio cuñado, testarudo investigador de la DEA (Dean Norris) tiene entre sus motivaciones, capturarlo. Algo que va a provocar que nuestro querido Walter tenga que recurrir a su inventiva más creativa para ser capaz de llevar una vida totalmente secreta ante la gente que le rodea.

Por resaltar otros personajes emblemáticos, no podemos dejar de mencionar tanto a Saúl (Bob Odenkirk), abogado cutre y movido exclusivamente por el dinero que entrega momentos hilarantes, así como Gustavo (Gus Fring), que como un caballero de los años 20, con un estilo más parecido al magnate Howard Hughes, dirige magistralmente el emporio de la droga, gestionando su empresa como si la misma perteneciera al selectivo índice Dow Jones.


El secreto de la serie radica en no establecer personajes rígidos desde el comienzo. Inteligentemente, Gilligan no cae en el tópico de identificar como se suele hacer, buenos y malos o héroes y villanos, sino que gradualmente y con el transcurso de la historia, los personajes van cambiando su vida y al final, es también la propia vida la que les cambia a ellos.

Gilligan nos ofrece personajes mundanos, del día a día, en un entorno nada singular como puede ser la ciudad de Alburquerque, pero sin un carácter definido, haciendo que el espectador tenga muchas veces la incertidumbre sobre si sentirse o no reflejado en ellos. Con ésto, el director estadounidense consigue que la afinidad o identificación habitual solamente vaya por momentos y que las expectativas futuras en este sentido aumenten. En esta característica, es el propio elenco de actores el que perfectamente define esta escala de grises donde se mueven los participantes de esta historia.

Esta fantástica producción ya ha recogido varios premios como los Globos de Oro a Mejor Serie Dramática y Mejor Actor Protagonista, ambos más que merecidos. A la par, para analizar su repercusión en términos de público podemos dar dos datos. Por una parte, sigue estando considerada con un 9,6 en IMDb, la mejor serie de TV, y por la otra, recientes estudios han demostrado que los nombres de Skyler y Jesse han visto aumentada notablemente su utilización entre los recién nacidos.


Por último, hacer alusión a la magnífica carta que el extraordinario Anthony Hopkins hizo llegar a Bryan Cranston una vez que terminó de visualizar la serie, felicitándole por lo que, a su entender, había sido la mejor interpretación que había visto en su carrera, además de extender su enhorabuena a todos los participantes del equipo. Esto mismo debe ser entendido de dos maneras: de la magnitud del mensaje proveniente de uno de los grandes monstruos interpretativos como es el señor Hopkins y por otra parte, de lo que dice como persona de este gran actor. 

En un mundo como el del CINE/TV donde cada uno lucha por hacerse su propio hueco y, si es menester, pisando al de al lado, este caballero elogia la actuación de un compañero públicamente. No dejo de pensar que gestos como este deberían ser más habituales y desde aquí, no puedo más que aplaudirlos.

En definitiva, serie totalmente recomendable y sólo a la altura, en mi opinión, de otra serie de gran calado como 'The Wire'. Ahora la pregunta es... ¿Cuánto tendremos que esperar para volver a disfrutar de otra serie de semejantes características...?

Después de leer este fabuloso artículo, si todavía no os ha picado la curiosidad, aquí os dejamos el trailer para ir abriendo boca:

1 comentario:

  1. ¡Me encanta esta serie! Y sus actores son de diez, todos cumplen una gran actuación. Sin duda una serie inolvidable.

    ResponderEliminar