Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

domingo, 12 de febrero de 2017

Melanie. The girl with all the gifts

El pasado 3 de febrero llegó a nuestras carteleras de la mano del director Colm McCarthy, "Melanie. The girl with all the gifts", una nueva película enmarcada en el universo zombie. 

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando recordamos su proyección en último Festival de Sitges, es que no es una película de zombies más; tiene un valor añadido por la trama contada y ésto ha hecho que ya gane varios premios: Mejor director en el Festival de Austin Fantastic Fest y Mejor actriz para su pequeña actriz protagonista Sennia Nanua.

El director escocés es conocido por tener en su haber muchas aportaciones en el mundo de las series: la policíaca "Endeavour" (2012), la magnífica "Sherlock" (2014) o la serie de gangsters "Peaky Blinders" (2014). Ahora, este cambio de género que supone su segundo largo, llega por la puerta grande y nos ofrece casi dos horas llenas de terror, aventura y supervivencia en un futuro distópico (no muy distante de nuestra realidad) que adapta de la novela homónima del escritor Mike Carey, quien colabora en la cinta como guionista.

En una base militar inglesa se refugian un grupo de soldados y científicos. Su objetivo es encontrar la cura de un virus letal, proveniente de un tipo de hongo, que ha destruido el status quo actual y que convierte a los infectados en devoradores de carne humana. Un grupo de niños, entre los que se encuentra Melanie, sólo son portadores del virus y no comen carne humana si no se les provoca. Son observados y controlados en esta base para ayudar a la investigación. 

Melanie nos muestra en las primeras escenas la vida cotidiana, la organización y las costumbres a las que les tienen sometidos para evitar que se conviertan en peligrosos seres que contagian el virus. No hay duda de que la niña protagonista, Sennia Nanua, ha de ocupar por su valía más de una línea en esta reseña.

Con un aire similar al de la protagonista de la exitosa serie "Stranger Things", Millie Bobby Brown, Nanua llena la pantalla y se desenvuelve en cada fotograma con magistral naturalidad. Su búsqueda de la identidad en tal dramática realidad, le llevará a intentar comprender su situación, su estado y su porvenir, y no será nada fácil teniendo en cuenta cómo el virus afecta a su esencia.

El resto de los personajes quizá siguen unos estereotipos demasiado definidos. Todos tienen ambiciones bien marcadas que evolucionan de manera desigual a lo largo de la trama y no sorprenden en sus interpretaciones.

Gemma Artenton en el papel de Helen (profesora que intenta ayudar a los niños) y Glenn Close como la doctora Caroline (típica científica que pretende obtener la vacuna para la salvación de la humanidad defendiendo que el fin justifica los medios) se muestran inalterables y no parecen modificar su comportamiento en función de las situaciones vividas. Viendo trabajos anteriores de ambas, podemos afirmar que no ofrecen en esta ocasión todo su potencial y no están a la altura del nivel de la pequeña protagonista. Por otro lado, el sargento Eddie, Paddy Considine, acompaña la trama en todo momento como el soldado tenaz y valiente que defiende al grupo de los ataques hostiles.


Si nos centramos en la historia, encontramos tres partes muy marcadas: el refugio, la huida y el asentamiento en una nueva zona, donde la segunda flojea un poco en comparación con lo espléndido de las otras dos. No es que sea mediocre esta segunda parte sino que simplemente se aleja del resto en cuanto a la originalidad que nos mantiene en suspense y tensión durante la cinta.

También es verdad que algunas partes de la trama quedan sin explicar en su totalidad pero, teniendo en cuenta que ésto no afecta al desarrollo general de la historia, podemos bien considerarlo con un mal menor. Más, cuando nos ofrece un final espectacular y sorprendente que secunda la idea mitológica del fénix: el resurgir de la civilización de entre las cenizas.

Por último, podemos también destacar el buen trabajo realizado en el apartado artístico. Si bien es verdad que tiene tintes de la serie "Walking Dead", también ofrece muchas escenas de acción que hacen que el espectador tenga a lo largo de la película sensaciones variadas y estimulantes.

Para los amantes de los zombies y la innovación y para los que creen que hay que preguntar antes de morder.

Por Sergi Sanmartí (@Horadelsdaus)

No hay comentarios:

Publicar un comentario