Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Everest. Una oda a la lucha por la supervivencia

Gracias a nuestros amigos de Sensacine tuvimos la oportunidad de asistir al preestreno en Madrid de "Everest", la nueva película del director Baltasar Kormákur. Un film basado en hechos reales que relata el trágico viaje de un grupo de expedicionarios que en los años 90 se propusieron escalar este mítico pico. Con una impactante fotografía, un plantel lleno de nombres hollywoodienses y un guión dinámico y entretenido, podemos decir que nos encontramos ante una de las mejores películas de aventuras en lo que va de año.

A pocos os sonará el nombre de Baltasar Kormakur, un director islandés que a nosotros ya nos sorprendió con "2 Guns". Ahora rueda esta lucha por la supervivencia con una frialdad que parece heredar de las montañas en las que rodó y que, por cierto, se ubican en su país natal. Sorprende el fantástico ritmo del film, que no decae en ningún momento. Su virtud es haber sabido mezclar la espectacularidad con la faceta más humana de los alpinistas.

La película cuenta la tragedia ocurrida en el año 1996, cuando dos grupos de montañistas, fueron sorprendidos en su camino hacia la cima por una terrible tormenta de nieve. Rob Hall (Jason Clarke) y Scott Fischer (Jake Gyllenhaal) lideraron esos dos equipos que demostraron hasta dónde es capaz de llegar el ser humano por luchar por su supervivencia.


A Jason Clarke y Jake Gyllenhaal se le unen un grupo de nombres realmente espectaculares. Josh Brolin, Keira Knightley, Robin Wright, Emily Watson, Sam Worthington ó John Hawkes són sólo algunos de los principales protagonistas de esta historia. Ninguno desentona, actúan como equipo y el talento hace el resto. Es una gozada disfrutar de todos ellos en un mismo título.

Posiblemente, el hecho de saber que fue un suceso real haga que vivas con mayor intensidad el relato. Cuando te pones en su lugar, imaginas el sufrimiento de esas personas y te planteas cuál habría sido tu comportamiento, el corazón te da un vuelco. Eso la diferencia de grandes títulos de catástrofes que hemos visto últimamente, como la entretenida pero superficial "San Andrés", el oscuro olor a verdad. Pones cara a una tragedia de estas magnitudes y entras sin límites en la película.


A este drama humano se le une un sólido y entretenido guión y eso hace que te reconcilies con el cine de este género, al cual tenemos que reconocer no somos muy adeptos. No deja tiempo para el aburrimiento y eso, posiblemente, sea lo mejor para nosotros  de una película de estas características. El próximo viernes 18 de septiembre llega a nuestras carteleras y lo que es seguro es que después de ver esta película, a más de uno se le quitarán las ganas de escalar el Everest.

No hay comentarios:

Publicar un comentario