Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

domingo, 30 de marzo de 2014

El gran Hotel Budapest. Una historia 100% Anderson

Resulta raro que una de las frases más conocidas del director Wes Anderson haya sido: "Quiero tratar de NO REPETIRME, pero AL PARECER lo hago continuamente en mis películas. No es algo que me esfuerce por hacer. Yo sólo quiero hacer películas que sean PERSONALES e interesantes para una audiencia. Siento que recibo críticas por COLOCAR EL ESTILO ENCIMA DE LA SUSTANCIA y por los detalles que se atraviesan en el camino de los personajes, pero cada decisión que tomo es la manera de sacar adelante a esos personajes". Y digo raro porque precisamente el director de Texas, lo haga de manera consciente o sea talento innato que brota de manera natural, es uno de esos directores cuyo estilo está tan arraigado que podríamos identificar su autoría viendo apenas un par de minutos de cualquiera de sus cintas. 

Ésto, como ocurre con otros cineastas de distinguido renombre (Tim Burton, Tarantino, Woody Allen, Pedro Almodóvar, etc.) tiene ventajas e inconvenientes y normalmente delimita el tipo de público al que estos directores se dirigen, que suelen ser bien seguidores acérrimos, bien profundos detractores. En este sentido, nosotros nos situamos en la zona de admiración y disfrutamos enormemente con la personalidad que impregna todas las historias de Wes Anderson.


"El gran Hotel Budapest" no iba a ser diferente y como si de una fábula se tratase, vuelve a embaucarnos con una llamativa estética visual cuya paleta de colores está tan minuciosamente cuidada que hace que queramos recrearnos en cada escenario, unos excéntricos y simpáticos personajes cuyo humor es malicioso, tierno y sofisticado a la vez, unas situaciones que de lo surrealistas que son sólo pueden parecer reales, y un plantel de actores de reconocido prestigio que no dejan de sorprendernos con cada una de sus apariciones.

En esta ocasión, Anderson nos invita a vivir una aventura cómica situada en los años 20 en la que Gustave H. (Ralph Fiennes), un legendario conserje de un famoso hotel de la Europa de entreguerras, y su joven empleado Zero Moustafa (Tony Revolori), se verán envueltos en una persecución por asesinato, un robo y la posterior recuperación de una pintura renacentista que enfrenta a los miembros de una familia por su inestimable valor.

Como no podía ser de otra forma, Wes Anderson vuelve a contar con un reparto muy coral para sumergir al espectador en su universo personal y hacerle partícipe de la melancolía que evoca una época pasada que sin duda alguna, funciona según sus propios términos. Ralph Fiennes y Tony Revolori encabezan un elenco actoral en el que no podían faltar actores fetiche para el director como Bill Murray, Edward Norton, Owen Wilson, Jason Schwartzman, Willem Dafoe o una espectacular Tilda Swinton que aunque no aparece en todo el metraje, está presente en cada una de las situaciones que viven los personajes.


Premiada en el pasado Festival de Cine de Berlin con el Gran Premio del Jurado, nadie debería perderse esta original, divertida y alocada historia que nos demuestra una forma sencillamente única de hacer cine. Gracias Sensacine por invitarnos al que para nosotros fue el primer preestreno del año.

Aquí os dejamos la ficha técnica y un curioso vídeo que analiza las planificaciones de secuencias de este director quien podría ser uno de los maestros en buscar la simetría en sus planos:

Dirección: Wes Anderson
Guión: Wes Anderson (Historia: Wes Anderson, Hugo Guinness)
Intérpretes: Ralph Fiennes, Tony Revolori, Adrien Brody, Willem Dafoe, Jude Law, Tilda Swinton, Jeff Goldblum, Edward Norton, Bill Murray, Jason Schwartzman, Saoirse Ronan, Harvey Keitel
Duración: 99 min
Año: 2014
País: Estados Unidos

Wes Anderson // Centered from kogonada on Vimeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario