Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

domingo, 14 de abril de 2013

Alacrán enamorado. El que mucho abarca, poco aprieta

Tirando de refranero español, el primer dicho que se me vino a la cabeza nada más ver la última película del director Santiago A. Zannou, fue el referenciado en el título de este post: "El que mucho abarca, poco aprieta". Boxeo, nazis, afán de superación, frustraciones personales y un amor que parece imposible, son algunos de los ingredientes del cocktail explosivo que con buenas intenciones presenta "Alacrán enamorado". Sin embargo y teniendo en cuenta que todas estas cuestiones ya podrían ser protagonistas por si solas, el resultado acaba siendo un quiero y no puedo. 


Si es una película sobre la ideología nazi, apenas descubrimos algo que no sepamos; si el boxeo es la clave, quedan demasiados cabos sueltos; y si el objetivo fundamental es el afán de superación tanto de nuestras limitaciones como de nuestras frustraciones personales, todo lo anterior le roba tanto protagonismo que el mensaje final se pierde y no perdura en nuestro recuerdo. Al final y como ya he mencionado, mucho de todo y poco de nada.

Zannou, quien define la película como “visceral que no violenta”, retrata con factura impecable y una llamativa fuerza visual, un cúmulo de tópicos típicos exentos de toda originalidad. Su previsibilidad resulta evidente desde el minuto uno e inevitablemente, sentada en la butaca de la sala, tuve una y otra vez la sensación de estar viendo una película que me sabía de principio a fin.

Resulta además curioso que en este despliegue de obviedades, lo mejor de la trama sea precisamente lo que no se cuenta, esas subtramas que no se ven pero que se intuyen y que por un momento nos hacen pensar falsamente que la película tiene unos matices mucho más interesantes de lo que luego resultan ser. 

Tampoco las interpretaciones principales destacan especialmente. Alex González cumple en su papel de protagonista y aunque es verdad que no se mueve nada mal dentro del ring, está demasiado contenido y paradójicamente le falta visceralidad.

Miguel Ángel Silvestre pasa desapercibido y los hermanos Bardem cada uno en su estilo, resultan forzados, sobre todo Javier, quien parece cumplir más por deferencia personal hacia su hermano (es evidente que encontrar su nombre entre el elenco de actores principales, siempre genera más expectación...) que por compromiso real con el proyecto.

Una sorpresa fue sin embargo el descubrimiento entre "tanta estrella" del actor novel Hovik Keuchkerian, quien entró en contacto con el mundo de la interpretación a los 38 años gracias a los monólogos. Puede que la naturalidad de su interpretación se deba a su amplia experiencia como boxeador (fue campeón de España de los pesos pesados en varias ocasiones), pero sea como sea, es de todos el personaje más creíble y con mayor empaque dentro de la historia.

En definitiva, "Alacrán enamorado" es una película que no pasará a la historia, que probablemente olvidaremos mucho antes de lo que imaginamos, y que eso sí, disfrutaremos mucho más (o por lo menos nos aburriremos un poco menos) si la vemos sin pretensión alguna y teniendo en cuenta lo que es.

Aquí os dejamos el trailer y la ficha técnica:

Dirección: Santiago A. Zannou
Guión: Santiago A. Zannou y Carlos Bardem (Novela de Carlos Bardem)
Intérpretes: Aléx González, Miguel Ángel Silvestre, Carlos Bardem, Javier Bardem, Judith Diakhate, Hovik Keuchkerian
Duración: 100 min
Año: 2013
País: España

No hay comentarios:

Publicar un comentario