Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

lunes, 25 de junio de 2012

Sácame del paraíso. Comedia vaga para espectadores poco exigentes

Parece que ya no nos sorprende ver a Jennifer Aniston protagonizando una comedia. De hecho, si nos dijeran que la actriz estadounidense se encuentra en el reparto de una película sin que supiéramos de cuál se trata, podríamos apostar cualquier cosa a que estamos ante un título de este género. Y es que, es innegable que prácticamente durante toda su carrera, la hemos visto haciendo comedia, comedia y más comedia. No sabemos si es porque le gusta, porque es donde se siente cómoda, porque ya está encasillada en un estilo de personaje o porque simplemente, no sabe hacer otra cosa.

En esta ocasión, llega a la gran pantalla con "Sácame del paraíso", una película floja, cuyas pretensiones de hacer reír se deben haber quedado sobre el guión ya que los continuos chistes, gags y parodias, resultan repetitivos y no consiguen la carcajada del espectador.

Le acompaña en el reparto principal Paul Rudd, quien no es la primera vez que trabaja con la actriz. En su tercer encuentro frente a las cámaras, protagonizan a una pareja de Manhattan, Linda y George, que, tras perder sus respectivos empleos, se ven obligados a trasladarse a Atlanta para vivir con el insoportable hermano de él. En el camino, tropiezan accidentalmente con Elysium, una idílica comuna hippie que les hará plantearse su modo de vida.


Es una pena que a pesar de la buena química que transmiten los dos actores, no se vean acompañados de un guión que puedan explotar al máximo. Además, el resto del plantel de secundarios tampoco mejora la nota, a excepción de Alan Alda, de quien podemos disfrutar apenas unos minutos. Justin Theroux, Malin Akerman y Joe Lo Truglio son sólo algunos de los actores que en sus papeles de hippies, no logran alcanzar el nivel de excelencia esperado y nos ofrecen unas interpretaciones rasas.

Son habituales las situaciones previsibles, los topicazos sobre algunos temas, la búsqueda de un humor básico y poco inteligente y la recreación en situaciones que más bien deberían eliminarse. Todo ello, como comentaba anteriormente, resultado de un guión pobre que viene de la mano del propio director, David Wain, y de uno de los actores secundarios, Ken Marino, quien no ha sabido aprovechar esta situación, para salvar el papel de hermano excéntrico que interpreta.

Nos llama sobre todo la atención, la ridícula escena en la que Paul Rudd se encuentra durante más de dos minutos frente a un espejo, gesticulando exageradamente y diciendo barbaridades de carácter sexual (muy al estilo Judd Apatow, productor de la película) que parece más una vaga imitación del polifacético Jim Carrey, que un ejercicio asociado al personaje que interpreta. 

Si bien es verdad que la primera media hora es entretenida y crea en el espectador unas falsas expectativas que luego no se cumplen, los minutos restantes pierden fuerza a pasos agigantados y son más bien para olvidar. 

Sentada en la butaca de la sala, sin duda habría pedido que me sacaran de mi propio paraíso.

Aquí os dejamos el trailer y la ficha técnica:

Dirección: David Wain
Guión: David Wain, Ken Marino
Interprétes: Jennifer Aniston, Paul Rudd, Justin Theroux, Malin Akerman, Ken Marino, Joe Lo Truglio, Alan Alda, Kathryn Hahn
Duración: 98 min
Año: 2012
País: EEUU

No hay comentarios:

Publicar un comentario