Sabías que...

SABÍAS QUE...

Además de en el blog, nos puedes encontrar de 7 a 8 de la tarde todos los viernes en radiocarcoma.com y los lunes en Rebote FM, con nuestro programa de radio "La Alfombra Roja". Cómo no, siempre acompañados por Cinedania.

lunes, 30 de enero de 2012

Los lunes son cortos: Goya 2012, mejor corto de ficción

Vamos a hacer un repaso a los cortometrajes nominados a los premios Goya 2012. Hoy os traemos 3 cortos, para que tengáis un buen día: El barco pirata, El premio y Matar a un niño.

El barco pirata de Fernando Trullols.
Un padre se esfuerza por cumplir el deseo de Reyes Magos de su hijo y que le traigan lo que él siempre quiso: El barco pirata. Todo se pone en su contra, su hijo, su madre y hasta los Reyes Magos.
Muchos medios para un buen corto de humor.




El premio de Elías León Siminiani.
Pilar es actriz y ha sido nominada para los premios Goya 2010 por su papel en "Gordos". A Manuel, su pareja, no le van las cosas también y el 14 de febrero, día de la gala de los Goya deciden hablarse como nunca antes lo habían hecho.
Un poco flojo y oportunista. Grandes interpretaciones.













Matar a un niño (The child will die) de los hermanos Esteban Alenda.
En la pasada gala de entrega de premios de Cortogenia, pudimos disfrutar de este corto ganador del premio al mejor montaje: Matar a un niño.
Es domingo. Una familia disfruta del desayuno, pero ellos no saben que a las 10 en punto un niño va a morir.
Un corto sobre los traumas de la infancia y la pérdida de la inocencia, que mantiene el suspense hasta el final.


Además de estos 3 cortos, también está nominado "Meine Liebe", que no está disponible.

Mi favorito es "Matar a un niño", ¿cuál es el tuyo?

sábado, 28 de enero de 2012

Redención (Tyrannosaur): Cine marginal británico

Es muy complicado llegar a conocer bien a las personas, conocer sus "circunstancias". Hay gente que es fácil de reconocer, se muestran desde el principio, no esconden ninguna de sus emociones y simplemente se dejan llevar. Otras en cambio, deciden guardar su sufrimiento dentro de sí mismas, aparentar llevar una vida feliz y enfrentarse a la vida con una sonrisa. Sólo cuándo conoces en profundidad, empiezas a ver sus lados oscuros, los problemas que hacen que su vida no sea tan sencilla como habíamos pensado y no nos gusta. Preferimos quedarnos con la versión de vida feliz y sonrisa fácil, que no nos exige nada a cambio.

En Redención hay dos protagonistas, Joseph, un viudo solitario, racista, alcohólico y extremadamente violento que no se controla, no tiene que justificarse ante nadie, sólo ante sí mismo. Conoce cómo es y no le gusta. Quiere cambiar pero no puede, no encuentra motivos que le empujen a llevar a reprimir su violencia. En su camino se cruza Hannah, trabajadora de caridad católica, sin problemas económicos, casada, viviendo una vida fácil que choca con la que está viviendo Joseph.

Pero no todo es lo que parece y muchas veces el primer juicio, la primera impresión que nos da una persona no es la verdadera. Los dos se van conociendo poco a poco y surge la amistad entre ellos. Se empiezan a contar sus secretos, sus esperanzas. Ella es el empujón que ha estado esperando Joseph para conseguir su redención.
Les acompaña en la aventura el marido de Hannah, un hombre perfecto, un marido ejemplar con una sonrisa imponente y también un maltratador con una peculiar forma de encontrar placer sexual.

Es el debut cinematográfico del actor Paddy Considine (el ultimátum de Bourne, Cinderella Man, 24h. Party People, etc) y viene avalado por multitud de premios conseguidos en la isla (mejor director, actor, actriz y jurado en Sundance 2011 y película, director novel y actriz en The Brithis Independent Film Awards).

Es la clásica película marginal inglesa, mala gente, cerveza, perros ladrando, filmada con planos dolorosos y cargados que transmiten el ambiente de cualquier suburbio inglés. Peter Mullan está impecable, transmite todo el dolor y brutalidad de su personaje, crudo donde los haya. No es de extrañar los premios recibidos. Olivia Colman y Eddie Marsan, están también excelentes. Un gran trabajo de actores para difíciles personajes. No es una película sencilla de ver, te transmite una angustia que cuesta quitársela de la cabeza durante un buen rato, por eso merece la pena verla.
Hay muchas expectativas de taquilla puestas en esta película. El estreno estaba previsto para el 3 de febrero, pero ha sido pospuesto para colmar la demanda de cintas por parte de los cines. Agradecemos a Festival Films su invitación al pase de prensa y os ofrecemos el trailer por cortesía de Sensacine



Dirección: Paddy Considine
Guión: Paddy Considine
Intérpretes: Peter Mullan, Olivia Colman y Eddie Marsan
Duración: 91 min
Año: 2011
País: UK

martes, 24 de enero de 2012

Silencio en la nieve. Historia de un asesinato en el seno de la División Azul

Es habitual acoger en nuestra cartelera superproducciones americanas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, que desarrollen tramas tan diversas como historias hubo a lo largo del conflicto. Lo que no es tan habitual, es que una producción española aborde este tema desde la perspectiva en la que lo hace la nueva película de Gerardo Herrero.

Considerada como la segunda “apuesta grande” del cine español de este año, Silencio en la nieve es un reto arriesgado para el director madrileño, quién nos presenta una historia de suspense en el contexto de la División Azul que combatió junto a los alemanes durante, la invasión de la Unión Soviética.

En el invierno de 1943, en pleno frente soviético, un batallón de la División Azul encuentra el cadáver de un soldado español que tiene grabada en el pecho de manos de su asesino, una extraña inscripción. El caso será asignado al oficial Arturo Andrade (Juan Diego Botto), ex inspector de policía, quien junto con el Sargento Espinosa (Carmelo Gómez), intentarán en un contexto hostil, detener al responsable de tan brutal crimen.

Malas son las lenguas que dicen que “Gerardo Herrero hace peliculones como productor y peliculillas como director”, y este thriller bélico así lo demuestra. Una gran puesta en marcha combinada con una lograda dirección artística y de ambientación y un trabajado montaje, hacen que el nivel del director ascienda. Aunque no llega al nivel de exitosas películas en las que ha participado como productor (El secreto de sus ojos, Los crímenes de Oxford, Éxtasis o Martin Hache), el resultado es más que aceptable.

Esta adaptación del libro de Ignacio del Valle, El tiempo de los emperadores extraños, tenía otra dificultad añadida que Gerardo ha sabido manejar a la perfección. Como el mismo aseguraba en la rueda de prensa posterior a la proyección, “Era muy fácil tener prejuicios a priori y subrayar algo con lo que no estas de acuerdo. Por eso, y para no ser maniqueo, tuve que hacer un gran trabajo de investigación sobre la División Azul”.


Todo el peso actoral de la película lo soportan Juan Diego Botto y Carmelo Gómez. Aunque la interpretación del segundo es la más destacable, ninguno de los dos sobresale especialmente. Un forzado Botto no consigue dar una réplica adecuada a la actuación de Carmelo, quién va ganando fuerza a medida que se desarrolla su personaje. Ante los periodistas allí acreditamos, Botto aseguró: “Andrade es el personaje más opaco y menos expresivo que he interpretado”. Por su parte, Carmelo resaltó la importancia de la amistad dentro del contexto militar, asegurando que “en las situaciones en las que más te anulan como ser humano, son en las que más necesitas esa cercanía”.

El ritmo del metraje es adecuado y consigue entretener durante la mayor parte del film. Sin embargo, algunas subtramas innecesarias se podían haber evitado, ya que no aportan nada a la historia principal y ponen trabas a lograr un resultado más redondo.

Aunque es destacable que el cine español apueste por registros más desconocidos en nuestra cinematografía, como sucede en este caso y en algún otro como la reciente Ispansi dirigida por Carlos Iglesias, todavía nos queda camino por recorrer.
Seguro que lo conseguiremos en los próximos intentos.

Aquí os dejamos el trailer y la ficha técnica:

Dirección: Gerardo Herrero
Guión: Nicolás Saad (Novela: Ignacio del Valle)
Intérpretes: Juan Diego Botto, Carmelo Gómez, Víctor Clavijo, Andrés Gertrudix, Francesc Orella
Duración: 114 min
Año: 2011
País: España








lunes, 23 de enero de 2012

Los lunes son cortos: Change for a dollar

Se terminó el fin de semana, se acabó lo bueno. El viernes fue bien, el sábado estupendo y el domingo regular. La semana empieza otra vez y se hace duro. Para cambiar el primer día de la semana y hacerlo distinto, vamos a inaugurar una nueva sección en el blog "los lunes son cortos", dónde podréis encontrar los cortos que nos gustan. Unos serán alegres, otros tristes, algunos reales y otros fantásticos como los sueños. Un poco de todo. Para animaros los lunes.

Empezamos con uno mágico, Change for a Dollar, sobre lo mucho que podemos hacer con muy poco.


viernes, 20 de enero de 2012

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres. Jugoso y esperado remake de la versión sueca

El nuevo remake hollywoodiense del primer libro de la saga Millennium de Stieg Larsson, ha llegado a la gran pantalla rodeado de expectación. No sólo por lo que ha sorprendido que poco tiempo después de la versión sueca, se vuelva a recrear este intrepidante thriller, sino también, por el equipo que avalaba su arriesgada puesta en marcha. Y es que, teniendo en cuenta que todo lo que toca David Fincher se convierte en un éxito ("La red social", "El curioso caso de Benjamin Button", "El club de la lucha" "The game" o "Seven" entre otras), este clásico revisado no podía ser menos.

El director estadounidense nos presenta a Daniel Craig (“007: Quantum of Solace”, “007: Casino Royale”, “Historia de un Crimen”) y Rooney Mara ("La Red Social", "Pesadilla en Elm Street"), en los papeles de Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander respectivamente. Blomkvist, periodista cuya reputación se ha visto públicamente afectada tras ser declarado culpable por difamación, recibe una oferta de una rica familia que no puede rechazar. Salander, una joven hacker solitaria y en cierto modo vulnerable, investiga paralelamente los antecedentes de Blomkvist. Cuando sus caminos se cruzan, ambos se verán envueltos en una investigación de asesinatos, corrupción, secretos familiares y demonios internos.

Sin duda alguna, lo más destacable de esta versión americana es la interpretación de Rooney Mara, quién ya había trabajado con Fincher en "La red social", dando vida al desapercibido papel de novia del creador de Facebook. Su magistral interpretación acapara la atención del público y nos deja sin respiración fotograma a fotograma. En un personaje complejo y difícil de representar, encontramos un exquisito trabajo que bien hubiera merecido el Globo de Oro a mejor actriz dramática del año.

El otro protagonista, Daniel Craig, no nos defrauda. Ya no es el Bond al que estamos acostumbrados y nos deleita con un papel de hombre "corriente" que tiene una química muy especial con su compañera de reparto. Sobresaliente también la actuación de Christopher Plummer, reciente ganador del Globo de Oro a mejor actor de reparto por "Beginners", y a quien nos gustaría ver en papeles como éste más a menudo.

Un comienzo espectacular con unos créditos de inicio inmejorables, no son más que el principio de un entretenido film de suspense y acción. Durante sus 158 minutos de duración, el ritmo del metraje no decae en ningún momento. Es más, Fincher consigue acertadamente con escenas que muestran la frialdad que la trama requiere, que veamos como si fuera la primera vez, una historia de sobra conocida.

Para continuar con la trilogía, el director ya está pensando en rodar las dos últimas partes una detrás de otra. Y es que, en propias palabras del cineasta, "no tiene mucho sentido hacerlo de otro modo, puesto que de ser así, tendrían que transcurrir otros cuatro años hasta que se completara la saga".

Esperemos que las siguientes cuenten con el nivel de esta primera parte y nos hagan disfrutar de la misma manera.

Dirección: David Fincher
Guión: Steven Zaillian (Novela: Stieg Larsson)
Intérpretes: Daniel Craig, Rooney Mara, Christopher Plummer, Stellan Skarsgård, Robin Wright Penn,   
Duración: 158 min
Año: 2011
País: Estados Unidos

sábado, 14 de enero de 2012

La chispa de la vida. Una dura tragicomedia que habla sobre todo de dignidad


Gracias a Dyp Comunicación, el miércoles pasado pudimos disfrutar a lo grande de la nueva película de Alex de la Iglesia.

Con La chispa de la vida, el director vasco se renueva y nos ofrece por primera vez, una historia cercana a la realidad de cualquier persona. Mezclando elementos tan actuales como la crisis económica, el paro, la ambición y el circo mediático, esta dura tragicomedia nos presenta lo que puede llegar a hacer una persona para salvaguardar su dignidad.

Roberto (José Mota), publicista creador de la exitosa campaña de Coca Cola "La chispa de la vida", lleva dos años en paro y sigue buscando trabajo sin éxito. Agotando sus últimos cartuchos, acude buscando ayuda a antiguos compañeros y tras recibir una nueva negativa, su sensación de fracaso llega al límite. Intentando buscar un respiro, acaba en el museo teatro romano de Cartagena donde un desgraciado accidente, pone en peligro su vida pero le ofrece la posibilidad de arreglar la situación económica familiar.

Previo al visionado de la película, uno de sus principales atractivos era ver la interpretación de José Mota en un registro completamente nuevo para él. Acostumbrados a verle en su faceta mas cómica, el actor "novel"  nos sorprende con una interpretación que bien merece la nominación al Goya recibida. Como aseguraba Alex en la rueda de prensa posterior al pase, "José presenta por un lado, la inocencia e ilusión de la persona que hace su primera película, y por otro, un mundo de experiencia como actor. Ésto, que en principio puede sonar contradictorio y tan difícil de encontrar en otros actores, ha hecho que el resultado sea un trabajo excelente".


La otra gran protagonista de La chispa de la vida, nominada al Goya a mejor actriz, es Salma Hayek. En el papel de Luisa (mujer de Roberto), deja a un lado su imagen de latina explosiva para mostrarnos su faceta mas tierna y entrañable. El resultado final está lleno de credibilidad y por tanto, es satisfactorio. Más, teniendo en cuenta que sus escenas (que no son pocas), fueron rodadas en tan sólo 18 días, como destacó el director ante la prensa.

El elenco de actores secundarios no se queda atrás. Gracias a Blanca Portillo, Juan Luis Galiardo, Antonio Garrido, Juanjo Puigcorbé, Santiago Segura, Antonio de la Torre, Fernando Tejero, Carolina Bang, Eduardo Casanova y Manuel Tallafé, disfrutamos de escenas con registros muy variados, cuyo engranaje es casi perfecto. En palabras de la propia Blanca Portillo, "todas las historias corales del resto de personajes, son piezas muy pequeñas pero fundamentales para que la historia de los protagonistas fluya".
Su comienzo mediocre resulta engañoso y lo que en un principio parece frío, superficial y poco elaborado, va derivando en una entretenida historia que está tan bien contada como dirigida. Los toques humorísticos surgen en el momento justo y ofrecen el punto cómico que como resaltaba Alex de la Iglesia, "todas las personas somos capaces de encontrar, incluso en los momentos más dramáticos de nuestra vida".


El sello del director lo encontramos en la caricaturización de alguno de los personajes que soportan la historia principal. Ésto, que pretende ser una clara crítica a la sociedad del circo mediático, a los políticos, a los representantes... y que en un principio podría resultar cargante, aporta ritmo al metraje y equilibra los momentos más emotivos.


En una abarrotada rueda de prensa posterior al pase, pudimos ser testigos del buen ambiente que hay entre el equipo que conforma la película. En tono amable, cercano y sin dejar de bromear, el director y los actores compartieron con la prensa convocada anécdotas de todo tipo.

A pesar de las expectativas creadas, su apresurado "estreno" para poder ser candidata en los Goya, no ha tenido el efecto deseado. Sólo dos nominaciones respaldan esta atractiva película que sin duda, triunfará en taquilla a partir del próximo 13 de enero. De todas formas y sin esperarlo, siempre le quedará la satisfacción de ser proyectada en el próximo festival de cine de Berlín.

viernes, 13 de enero de 2012

No habrá paz para los malvados: Noir castizo

Santos Trinidad, completamente borracho, mueve el brazo y la copa de ron con coca cola cae sobre la barra.
“Todos podemos tener un mal día”, dice el dueño del puticlub, intentando caer simpático.
Santos Trinidad coge su cabeza por la parte de atrás del cuello y la golpea contra la barra hasta que brota sangre mientras saca su pistola y dispara dos veces su revólver sobre el guardaespaldas del proxeneta. La camarera intenta escapar, a Santos sólo le hace falta un tiro.

Santos Trinidad es un policía deshecho, roto, un anti-héroe que no tiene nada que perder y nada que ganar. Tuvo tiempos mejores, pero ha terminado en un departamento menor, buscando desaparecidos y no le gusta. Intentando borrar las huellas de un tiroteo provocado por él, se ve involucrado en una trama de terrorismo islámico en la capital de España. Investigaciones policiales, narcotraficantes colombianos, trama basada en hechos reales, son el resto de ingredientes que te hacen disfrutar de esta película.
Enrique Urbizu dirige uno de los mejores thrillers policiacos del panorama español, continuando con el camino marcado por “Todo por la pasta” o “La caja 507”, cine negro español de calidad, que se hace poco y se echa de menos. José Coronado, en su mejor interpretación conocida, compone un personaje potente, desagradable, inmoral, que nos deja viajar por su pasado sin sacarlo a la luz. Rodolfo Sancho, Helena Miquel, Juanjo Artero, también convencen en sus personajes tan poco carismáticos como su protagonista.

Por poner un pero, quizá se eche en falta más ritmo en algunas partes del metraje. Un pequeño defecto que no oscurece el excelente resultado conseguido por esta película, que vimos dentro de la Sección Oficial a concurso del Festival de San Sebastián.

Dirección: Enrique Urbizu
Guión: Enrique Urbizu, Michel Gaztambide
Intérpretes: José Coronado, Rodolfo Sancho, Helena Miquel, Juanjo Artero
Duración: 118 m.
Año: 2011
País: España

Publicado en: www.defanafan.com 22/09/2011

jueves, 12 de enero de 2012

Intruders: los miedos de la infancia

Siendo niño, en algunas de las noches en las que más me costaba dormir, dejaba que mi imaginación se desatase. Con los ojos cerrados, me imaginaba protagonista de algún cuento tipo “La historia interminable” y volando a lomos de un dragón me encontraba con mis amigos a los que llevaba a vivir mil y una aventuras. Con la imaginación completamente excitada, abría los ojos y allí estaba, justo enfrente de mi cama, un monstruo terrible, deforme, con sus ojos amenazantes dirigidos directamente hacia mí. Aterrorizado, deslizaba la mano hasta el interruptor de la lámpara de la mesilla y encendía la luz para ver que frente a mi cama, el monstruo desaparecía y en su lugar quedaba una silla con la mochila del colegio enterrada en un montón de ropa. No podía creer lo rápido que se movía y cómo le había dado tiempo a desaparecer mientras mis ojos se acostumbraban a la claridad. Más tranquilo después de mirar en todos los armarios, volvía a la cama sin quitarle ojo a la silla, apagaba la luz y me envolvía entre las sábanas como si estuvieran hechas de los brazos de mi padre, hasta que me quedaba dormido.

“Carahueca” es un monstruo que se mete en las habitaciones y rapta a los niños para robarles la cara y así poder rellenar su vacío. Es capaz de esconderse en el armario, de trepar por la ventana y ser la pesadilla de dos niños, Juan, un madrileño de clase humilde que vive con su madre y Mia, una bonita niña londinense de familia feliz. La intromisión de ese monstruo en sus vidas afecta a las vidas de las familias, la madre de Juan (Pilar López de Ayala) decide ignorarlo como si se tratara de una pesadilla y el padre de Mia (Clive Owen) se enfrenta al monstruo con sus puños para proteger a su hija.
No penséis que estáis ante una película de terror o una de esas americanas que dan un susto por escena, es un thriller psicológico que desarrolla dos historias paralelas que sólo se unen en un giro final completamente inesperado. Juan Carlos Fresnadillo maneja el suspense en las escenas interiores con una atmósfera claustrofóbica de forma excelente, transmitiendo inquietud al espectador, con planos cortos y primeros planos, aunque cayendo en algunas ocasiones en tópicos de las películas de este género.

Técnicamente impecable, quizá se eche en falta un poco de ritmo en algunos tramos intermedios del filme, dejando el resultado en un bien alto, en vez de sobresaliente.
El reparto lo encabeza Clive Owen en el papel de hombre corriente enfrentándose a hechos que le superan, de forma notable, sin embargo su mujer, Clarice van Houten, resulta sólo discreta. Por el lado español tenemos a Pilar López de Ayala como madre de Juan, cumpliendo perfectamente su cometido, a Daniel Brühl, como joven cura deseando ayudar a una madre soltera y el cameo estelar de Héctor Alterio, como anciano sacerdote exorcista .
La cinta se disfruta, no os dejéis convencer por un par de “peros”. Asistimos a su estreno en España como película inaugural del festival internacional de cine de San Sebastián y nos dejó muy buen sabor de boca.

Dirección: Juan Carlos Fresnadillo
Guión: Nicolás Casariego y Jaime Marqués
Intérpretes: Clive Owen, Carice van houten, Daniel Brühl, Kerry Fox, Ella purnell, Pilar López de Ayala.
Duración: 100 m.
Año: 2011
País: Coproducción España-EEUU-GB

Publicado en www.defanafan.com 14/09/2011